Luz Azul

Peligros de la Luz Azul: Qué es y deberíamos preocuparnos?

En un comienzo, cuando se realizaron los primeros esfuerzos para crear una bombilla de luz más duradera y eficiente que aquellas de filamento, fue creada la la bombilla CFL o lampara fluorescente compacta, mas conocida en Chile como ampolletas ahorro de energía. Sin embargo, por el hecho de poseer mercurio y no poder ser descartadas fácilmente, no tuvieron demasiado éxito.

Por suerte, las bombillas LED y la tecnología fue un área en florecimiento que desplazó las bombillas CFL rápidamente por las más eficientes LEDS.

Recientemente ha habido algunos interrogantes relacionados a LEDS y los consecuencias de la luz azul, ademas de considera que la irrupción de los dispositivos electrónicos que emiten tanta cantidad de luz azul-violeta se ha producido en muy poco tiempo, sin dejar tiempo suficiente para que el organismo cree mecanismos fisiológicos de compensación para protegerse.

La luz azul bordea la luz ultravioleta, que es importante para el biorritmo y otras funciones biológicas del cuerpo (ritmo de sueño y vigilia). Sin embargo, esto también puede ser potencialmente dañino.

Dentro de las consecuencias asociadas es posible mencionar la fatiga y estrés visual. Las cuales aparecen cuando los ojos tienen que ver en condiciones de poca o mucha luz y, también, cuando tienen que enfocar durante mucho tiempo para ver, por ejemplo, textos, vídeos o imágenes en un Smartphone o Computador.

En relación a lo mencionado es posible agregar la alteración de los ritmos circadianos. Las pantallas emiten luz azul-violeta para que los puedas ver incluso en las horas más soleadas del día. Pero, por la noche, tu cerebro se queda confundido por esta luz, intensa como la solar, reduciendo la producción de melatonina, la hormona que da a tu cuerpo la señal de ir a dormir. Dicho de otra forma: la luz de los dispositivos electrónicos puede interrumpir tu ciclo de sueño, haciendo más difícil dormir y permanecer dormido y esto, a la larga, puede llegar a causar serios problemas de salud.

Por ello es importante considerar que al reducir la luz azul, ya sea mediante lentes con filtros de luz azul o mediante software que reduzcan estos espectros, a las personas se les permite trabajar delante de un monitor o visualizar pantallas de otros dispositivos de forma relajada, garantizando un equilibrado en los ritmos circadianos, mejorando los ciclos de sueño y mermando la fatiga visual, traduciéndose en una mejor calidad de vida en lo cotidiano.

Fuentes:

Colegio de Ópticos

KonikaMinolta

Eyezen